Atención visual

17 marzo, 2008
Yusef Hassan

Las personas, con el fin de evitar la saturación informativa, estamos condenados a economizar constantemente nuestra atención, discriminando activa y pasivamente la información irrelevante. El criterio por el que valoramos conscientemente la relevancia de la información es difícil de simplificar, aunque seguramente se encuentre en directa relación con la naturaleza de la actividad en la que estemos inmersos.

Además, las personas estamos ‘programadas’ para evitar de forma automática la saturación, filtrando y atendiendo selectivamente. La atención perceptual, en gran parte, se comporta de forma autónoma, inhibiendo estímulos sensoriales, e incluso canales.

Si la creatividad, como decía Charles Mingus, es hacer simple lo complejo, podemos considerar que la tarea más importante que debe llevar a cabo un diseñador es facilitar a los usuarios la exploración, reconocimiento y toma de contacto con el producto. Simplificar significa jerarquizar, guiar la percepción del usuario hacia lo más relevante, lo más significativo.

ejemplo de percepción pre-atentiva

Hasta ahora sabíamos, por teorías como la Búsqueda Guiada (Wolfe; 2006), que la razón por la que en la exploración visual de una escena ciertos elementos básicos tienen más probabilidad de ser foco de nuestra atención, se debe en una parte a nuestra intencionalidad, pero nuestra exploración también está dirigida involuntariamente por las cualidades o propiedades gráficas de los elementos que componen la escena.

El grado en el que las propiedades básicas de un elemento (color, orientación, tamaño, movimiento…) difiere de las propiedades de los elementos próximos, condiciona la probabilidad de que sea objeto de nuestra fijación visual. Por tanto, si lo diferente atrae involuntariamente nuestra atención visual, diseñar implica diferenciar gráficamente lo más relevante, forzando la atención visual del usuario.

Recientemente, a partir del estudio realizado por Becker, Pashler y Lubin (2007), sabemos además que esa tendencia a fijar nuestra atención sobre lo diferente, va más allá de las propiedades básicas de los elementos presentes en la escena. Los resultados del estudio sugieren que la probabilidad de que un objeto (ya no un elemento simple) atraiga con más fuerza las fijaciones está en parte condicionada por la rareza del objeto, la violación de su forma canónica.

dos fotograf�as, con y sin objetos con formas inusuales

Lo inusual atrae nuestra atención desde el primer contacto perceptual. Otro día hablaremos sobre la capacidad de atracción que tiene lo inusual en el nivel consciente de procesamiento cognitivo de la información.

Bibliografía

Cowan, N. (1988). Evolving Conceptions of Memory Storage, Selective Attention, and Their Mutual Constraints Within The Human Information-Processing System. En: Psychological Bulletin, vol. 104, n. 2, pp. 163-191, 1988.

Becker, M.W.; Pashler, H.; Lubin, J. (2007). Object-Intrinsic Oddities Draw Early Saccades. En: Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance, Vol 33, n. 1, pp. 20-30. (Revisado en Cognitive Daily)

Hassan Montero, Y. (2008). Percepción visual en interfaces web. Unidad didáctica del Master y Curso de Postgrado Online de Documentación Digital. Universitat Pompeu Fabra.

Hassan Montero, Y. Herrero Solana, V. (2007). Eye-Tracking en Interacción Persona-Ordenador. En: No Solo Usabilidad journal, nº 6.

Wolfe, J.M. (2006). Guided Search 4.0: Current Progress with a Model of Visual Search. En: MIT Scene Understanding Symposium, Spring 2006.

2 comentarios

  1. Verónica Arroyo dice:

    Hola, el tema me intersa muchísimo pues el tema de mi tesis de maestría es sobre atención visual
    soy diseñadora Gráfica y poco hay escrito al respecto en mi area, ojala pudieramos contactar para comentarlo

  2. Mirta Peñalva dice:

    Material muy útil! La calidad de los artículos es excelente.
    Saludos y muchas gracias.
    Mirta

¡Hola! Este blog se aloja en Dinahosting y se gestiona con Wordpress (rss)