Interacción Cerebro-Ordenador

24 febrero, 2009
Yusef Hassan

En la conferencia sobre Recuperación de Información del SCB comentaba que curiosamente, cuando se hacen encuestas en las que se pregunta cómo gustaría que funcionaran los buscadores, una gran mayoría responde que desearían que el buscador fuera capaz de leer sus mentes y ofrecerles directamente los resultados de su consulta mental.

Si uno imagina y medita mínimamente sobre esta posibilidad, ¿realmente estaríamos dispuestos a que Google, Microsoft o Yahoo! fueran capaces de leer nuestra mente? (viendo el éxito de redes como facebook a pesar de sus políticas de protección de datos y propiedad intelectual de los contenidos, es posible que sí, que mucha gente no tuviera o se planteara problema alguno con esta situación).

Los resultados en investigación «Interacción Cerebro-Mente» no dejan de progresar, aunque esto no implica que estemos cerca de que un ordenador sea capaz de «leer» nuestra mente (y mucho menos comprender el sentido de lo que está leyendo).

Hoy leo en francisthemulenews una interesante referencia a un reciente estudio publicado en la revista Journal of Neural Engineering. El trabajo presenta un sistema que es capaz de «leer» o detectar decisiones (sobre opciones diferentes) que, al contrario de sistemas anteriores, prácticamente no requiere entrenamiento ni que el sujeto piense conscientemente en su decisión. Como dicen en el blog, un 80% de aciertos en los resultados del estudio, no está nada mal.

Un comentario

  1. Mario dice:

    Hola Yusef,

    En mi opinión, creo que la clave no está en la invasión de la intimidad, sino en la posibilidad de limitarlo.

    Por ejemplo actualmente creo que es más invasivo el hecho de llevar un móvil con GPS (porque alguien que tú no quieres, publicidad incluída, puede saber dónde estás) que un casco de quita y pon. La cuestión delicada llegará en el momento que este casco sea una herramienta casi tan imprescindible como el propio móvil.

    Sobre el porcentaje de aciertos, también creo que es importante, pero desde luego dentro de un contexto de investigación. Lo que sí me ha parecido interesante es la utilización de técnicas con infrarrojos en vez de los electrodos convencionales, o al menos eso he entendido. Esto puede ser un gran punto para evitar interferencias con otros dispositivos electromagnéticos.

¡Hola! Este blog se aloja en Dinahosting y se gestiona con Wordpress (rss)