Blog

Mapas de datos

20 abril, 2022

La visualización de datos y la cartografía son dos disciplinas inseparables. Los mapas constituyeron las primeras representaciones gráficas abstractas de información y por tanto el origen mismo de la visualización.

La representación georreferenciada de información cuantitativa nos permite detectar anomalías, patrones o concentraciones geográficas, un tipo de análisis que otros modelos gráficos no nos posibilitan.

Existen múltiples tipos de visualizaciones geográficas, cada una con sus propias fortalezas y debilidades.

Una de las formas más populares y extendidas de visualización geográfica son los mapas de coropletas. En estos mapas temáticos, la variable a visualizar se codifica mediante el color de las diferentes regiones geográficas. Su principal ventaja tiene relación precisamente con su popularidad, ya que para el usuario es un tipo de visualización familiar y por tanto fácil de reconocer e interpretar. Sus desventajas se encuentran en lo difícil y poco preciso que resulta para el ojo humano comparar diferentes tonalidades de color, o en el hecho de que el área de la región geográfica influya en la prominencia visual de dicha región.

Una alternativa serían los cartogramas, en los que la variable cuantitativa se expresa a través del área de cada región. Esto se puede lograr distorsionando la forma de las regiones hasta aproximar el área deseada, como en los llamados cartogramas contiguos:

En otros cartogramas, se sustituye cada región por formas geométricas cuyo área expresa los diferentes valores cuantitativos, y se intenta preservar las relaciones de vecindad entre regiones a través de las posiciones de las formas. Cuando se utilizan círculos, estos cartogramas se conocen como cartogramas de Dorling:

Sobre un cartograma es más sencillo comparar visualmente entre sí los valores cuantitativos representados, aunque para la mayoría de usuarios resultan mucho menos familiares y reconocibles.

Otra posible solución es el uso de mapas de símbolos proporcionales, en los que la variable cuantitativa se representa a través del área de símbolos (normalmente burbujas) geoposicionados. Son visualizaciones de intuitiva interpretación, pero a menudo el solapamiento entre símbolos puede dificultar el análisis.

En casos de aglomeración y solapamiento, y siempre y cuando el número de símbolos no sea muy elevado, se podría optar por una solución híbrida entre el mapa de símbolos proporcionales y el cartograma de Dorling. En esta solución tras geoposicionar los elementos se aplica un algoritmo de reposicionamiento para evitar solapamientos, proceso que se repite cada vez que el usuario cambia interactivamente el nivel de zoom.

Si has llegado hasta aquí...

No te pierdas ninguna novedad del blog por no suscribirte :)
Email incorrect
The captcha keys are required for this form. Please, complete them from KeepMails Form settings
Formulario gestionado mediante KeepMails